Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano

Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano
PODOLOGIA: Los pies sobre la tierra

sábado, 16 de enero de 2010

LA MALA POSTURA DE LOS PIES PUEDE PROVOCAR DOLORES DE CABEZA Y CINTURA - Fuente Diario La Capital - Rosario


La correcta postura de los pies es fundamental para evitar molestias y dolores que no siempre se atribuyen a esta causa. Espalda, piernas, cintura, cabeza y cuello pueden estar sufriendo como consecuencia de la mala posición de los mismos. La ejecución de actividades en posición vertical, cuando “la base” no es buena, puede ser causa de problemas y lesiones serias en distintas partes del cuerpo, aunque en general la gente, y hasta algunos médicos, no le den la verdadera importancia.
La alineación del cuerpo, sostenida en gran medida por la columna y también por los pies, es necesaria para un adecuado funcionamiento del cuerpo y para la ejecución de los movimientos, explicó Norberto Vergara, kinesiólogo y fisiatra quien manifestó que existen en la actualidad métodos muy novedosos para conocer el déficit que puede existir en la postura.
Muchas de las personas que tienen un mal apoyo de los pies sufren de metatarsalgias, detalló el kinesiólogo. Se trata de un síndrome doloroso del pie, que se localiza en la región metatarsal (antepie). Esa molestia o dolor puede ser localizado o comprometer varias o todas las articulaciones. Para diagnosticar y mejorar el problema se debe realizar una evaluación clínica por parte del traumatólogo, pero también existe un estudio que se hace mediante un baropodómetro, un equipo que con tecnología de última generación permite hacer un “mapa” del estado de los pies y la postura.
Las alteraciones pueden tener causas diversas, algunas son genéticas y otras tienen que ver con la morfología de cada persona, detalló Vergara, pero en ocasiones es imposible relacionar los síntomas con una patología específica. En el marco de esta búsqueda, continuó el kinesiólogo, se desarrolló un programa informático, el Milletrix Software (de Diagnostics Support), que consiste en un estudio personal y pormenorizado que lleva al diagnóstico. “A través de esta metodología, única en el mundo, son automáticamente seleccionados los indicadores más importantes de la desviación que pueda existir”, dijo el fisiatra.
Aunque el examen clínico es fundamental y representa el principal elemento de diagnóstico, el estudio con el baropodómetro “expresa” claramente cuál es el problema y permite generar, entre otras soluciones, plantillas especiales que la persona deberá incluir en su calzado.
Confirmar sospechas. “La informática nos ayuda, a través del baropodómetro computarizado, a valorar la distribución de las presiones estáticas y dinámicas, y a su vez observar las alteraciones en la repartición de las presiones y las variaciones de las mismas durante la deambulación”, mencionó Vergara, y agregó: “Este examen nos puede esclarecer el diagnóstico o confirmar la sospecha cuando hay dificultad entre el examen clínico objetivo y la sintomatología expresada por el paciente”.
El estudio demora unos quince minutos y debe ser realizado en un centro especializado en ortopedia. En general, es el traumatólogo el que lo indica pero también la persona puede realizarlo por su cuenta y llevar los resultados al médico, indicó Vergara.
Con la información recibida se confeccionan plantillas computarizadas que equilibran las zonas donde hay dificultad de apoyo. “Cuando uno compra un par de zapatillas, incluso las más caras y hechas con toda la tecnología disponible, no compra algo personal, sino un calzado hecho en serie. Las plantillas permiten personalizar el calzado y ofrecen el confort y el bienestar perdidos e incluso pueden ser terapéuticas”, puntualizó.
Causas y consecuencias. Las alteraciones en los pies pueden tener causas diversas, algunas son genéticas y otras tienen que ver con la morfología de cada persona, detalló Vergara. En tanto, pueden producir desde dolores en la cintura, la cabeza, en el maxilar y hasta lesiones en los deportistas que a veces no le encuentran explicación a sus dolencias. Los equipos de fútbol de primera división utilizan, en su mayoría, plantillas especiales para todos los jugadores.