Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano

Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano
PODOLOGIA: Los pies sobre la tierra

jueves, 15 de octubre de 2015

CONSEJOS PARA LOS PEREGRINOS


El 3 de Octubre en Buenos Aires se realizó la Peregrinación a Luján. 

En la semana siguiente, solicita un turno Romina porque tenía un dolor muy fuerte en el segundo dedo del pie izquierdo debajo de la uña y me cuenta que había hecho los 60 km caminando a Luján. No fue la primera peregrinación pero sí fue la primera vez que se lesiona los pies.


Paciente: Romina
Presenta una ampolla subungueal con contenido sanguinolento
en el 2°dedo del pie izquierdo
Terapéutica: realicé una pequeña incisión sobre la ampolla
para que drene su contenido.
Apliqué mupirocina en crema y concluí con un vendaje oclusivo.
Indicaciones: aplicarse la crema antibiótica y colocarse el vendaje oclusivo.
Debe volver a los siete días.
Además presenta una ampolla en la parte posterior del talón en el pie derecho
Terapéutica: En este caso no hizo falta drenar la ampolla porque se había destechado por el traumatismo.
Apliqué mupirocina en crema y concluí con un vendaje oclusivo.
Indicaciones: aplicarse la crema antibiótica y colocarse el vendaje oclusivo.
Debe volver a los siete días.

A los siete días se ve una buena evolución.


A consecuencia del traumatismo sufrido por la caminata
la lámina ungueal del 2° se desprendió del lecho.




CONSEJOS PARA LOS PEREGRINOS

Es muy importante la higiene y lavado de los pies; por tanto, al terminar la etapa del día, en caso de no poder ducharnos, cuando menos deberemos lavarlos cuidadosamente para reducir la sensación de fatiga de los pies y aplicarles una crema rica en vitamina "A"nos ayuda a que la piel esté más elástica y evitar así la aparición de durezas y ampollas. 


LAS MEDIAS
Se recomienda el uso de medias de algodón, que deben mantenerse limpias y secas.
Figura_3_Calcetines






Deben ser del talle adecuado para que se ajusten perfectamente a los relieves del pie y no formen arrugas.
Dado que el ejercicio y el calor en el camino aumentan la sudoración de los pies, se recomienda llevar varios pares de medias y cambiarlos varias veces por etapa.

EL CALZADO                                                                                                   
Figura_6_botas_senderismo_trekking

Para elegir el calzado más adecuado a nuestros pies debemos tener en cuenta varios consejos básicos a la hora de comprarlos:
1.   Probarlo por la tarde, cuando el pie está dilatado después de la actividad de todo el día.
2.   Probarlo con las medias que utilizaremos para caminar.
3.   Se deben probar varios modelos de calzado y caminar con ellos por la tienda donde vayamos a comprarlos.
4.   El calzado que más se adapta a las necesidades de los peregrinos es la bota de trekking.
5.   El talón debe ajustar y los dedos se deben poder mover libremente en el interior de la bota.
6.   Tener en cuenta que vamos a tener que recorrer muchos kilómetros con las botas, por lo que lo importante es que sean cómodas y se adapten a la anatomía de nuestros pies.
7.   Escoger el calzado que mejor se adapte a los pies, no el que más agrade  a los ojos.
8.   Nunca se estrenarán botas para iniciar el camino, sino que se habrán utilizado durante varios meses antes, fundamentalmente en el entrenamiento.
Se recomienda el uso de ojotas o zapatillas, una vez concluida la etapa, para descansar los pies doloridos, al ducharse en lugares públicos y dejar ventilar las botas usadas durante toda la jornada.

EL BASTON
Figura_10_Baston_senderismo


El uso del bastón largo de peregrino, permite que los pies reciban hasta un 10%   menos de peso en cada paso, y además, es una importante ayuda en caminos     resbaladizos o abruptos



PREPARACION DIARIA ANTES DE INICIAR LA MARCHA
Se trata de preparar al organismo, y en especial al aparato locomotor, para los esfuerzos que le esperan a lo largo de la jornada.

Se comenzará con ejercicios de estiramientos generales de todo el cuerpo, de pie con las piernas separadas, extendemos los brazos hacia arriba, intentando llegar con las manos lo más lejos posible. Seguimos con movilizaciones y estiramientos de los hombros.

Posteriormente estiramientos de columna, y haremos especial énfasis en la musculatura de los miembros inferiores, fundamentalmente de los músculos de la cara anterior y posterior de muslo y del tendón de Aquiles.

Después de los estiramientos, se quitan los zapatos y se realiza un suave automasaje de los pies, con movilizaciones del tobillo y de los dedos. Servirá para activar la circulación, calentar los músculos de los pies y evitar las sensaciones de calambres. También se puede aplicar un poco de vaselina sobre las zonas de los pies que con frecuencia sufren rozaduras, o colocar unas tiritas para evitar las mismas. A continuación se ponen las medias de algodón y el calzado adecuado.

Una vez recorrida la etapa diaria es imprescindible no quedarse parado, o sea, hacer un enfriamiento progresivo, que se puede realizar recorriendo los últimos minutos de la etapa de manera más lenta y suave, insistiendo en los miembros inferiores y en la columna vertebral.

Siempre que se pueda se tomará un baño caliente que ayuda a la relajación y el propio peregrino se puede realizar un automasaje en los pies.

Si tiene algún punto doloroso en tendones, músculos o articulaciones puede darse un poco de masaje sobre el mismo, con un cubito de hielo describiendo círculos lentamente sobre la zona de dolor, o bien colocando una bolsa de frío sobre la zona dolorosa.

FUENTE:
http://www.pastoral.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=114:consejos-para-los-peregrinos&catid=36

http://www.gronze.com/introduccion-al-camino-de-santiago/consejos-para-hacer-el-camino-de-santiago

http://www.caminandoalujan.com.ar/consejos.html


Pdga. UBA Daniela Carignano


Integrante del Servicio de Dermatología del Hospital Piñero

PIE CAVO

Qué es

La deformidad en cavo del pie consiste en una elevación anómala de la bóveda de la planta. “El pie cavo es una alteración estructural que produce un arco plantar más elevado de lo normal”. Los dedos pueden quedarse agarrotados o flexionados hacia dentro, lo que disminuye el tamaño del pie.



Paciente: Jorge
Edad: 60 años
PIES CAVOS
DEDOS EN GARRA
ARCO TRANSVERSO DESCENDIDO
HELOMAS DORSALES EN LOS 3°, 4° Y 5° DEDOS
HIPERQUERATOSIS EN LA ZONA METATARSAL
ONICOMICOSIS



Incidencia

El pie cavo es bastante frecuente entre la población general, aunque en sus formas más leves. Estos casos de pie ligeramente cavo no tienen por qué recibir un tratamiento específico, siempre que no ocasionen molestias ni dificulten la marcha. La edad de presentación está entre los ocho y doce años, aunque en ocasiones un paciente puede presentar el primer dedo en el nacimiento.

Causas

En el 80 por ciento de los casos, el origen del pie cavo está relacionado con una enfermedad neurológica. Según Torralba existe una alta posibilidad de que esta alteración se produzca por una afectación neuromuscular razón, por lo cual es de gran importancia que el paciente con pies cavos acuda a un especialista para que este determine el origen exacto de su problema. También hay ocasiones en las que la causa es idiopática, pues el aumento de la bóveda plantar se presenta sin una causa que lo justifique. Por otro lado, los especialistas afirman que esta afección tiene una alta frecuencia familiar, aunque no se ha podido identificar una transmisión hereditaria real.

Síntomas

Este  trastorno se empieza a manifestar en forma de dolor en la zona del arco y el talón así como en la zona del antepie y por debajo de los dedos. “Se asocia a una tensión y acortamiento de la musculatura plantar del pie y posterior de la pierna”, puntualiza el experto.
Los pies muy arqueados tienden a presentar el dolor, debido a que se ejerce más tensión sobre la sección del pie que queda entre el tobillo y los dedos de los pies. Esto se traduce en el acortamiento de la longitud del pie, la dificultad para calzar zapatos adecuados y la sensación de dolor al caminar, permanecer de pie y correr.
El pie cavo provoca tensión muscular excesiva y rigidez de las articulaciones del pie. Cuando se producen a edades tempranas, presenta muy pocas molestias y no suele alterar la marcha de forma significativa salvo los que tienen una causa neurológica. Sin embargo, con el paso de los años se van haciendo cada vez más rígidos y comienza a manifestarse la sintomatología característica de la edad adulta.
  • Metatarsalgia: Dolor en las almohadillas de la planta de los dedos al apoyar.
     
  • Talalgia: Dolor en el talón al apoyar.
     
  • Hiperqueratosis plantares: Durezas dolorosas en las zonas de mayor apoyo.
     
  • Dedos en garra (flexionados hacia dentro).
     
  • Aparición de tendinitis.
     
  • Dificultad para calzarse.
     
  • Lumbalgias frecuentes.
     
  • Dificultad o cansancio extremo para permanecer de pie sin moverse.
     

Cuando la deformación es más acusada, pueden recrudecerse algunos síntomas con la edad.

FUENTE: http://www.dmedicina.com/enfermedades/enfermedades-del-pie/pies-cavos.html


Pdga. UBA Daniela Carignano


Integrante del Servicio de Dermatología del Hospital Piñero