Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano

Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano
PODOLOGIA: Los pies sobre la tierra

miércoles, 31 de agosto de 2011

El modo humano de andar comenzó casi 2 millones de años antes de lo creído


Muchos estudios anteriores han sugerido que las características principales del pie humano, así como el modo bípedo de andar y la postura erguida, surgieron en los humanos antiguos hace aproximadamente 1,9 millones de años.

Sin embargo, un equipo de científicos de las universidades de Liverpool, Manchester y Bournemouth, en el Reino Unido, ha llegado ahora a la conclusión de que las huellas de pisadas dejadas por un ancestro humano que datan de hace 3,7 millones de años, muestran que sus pies y el modo de andar tenían rasgos más similares a los de los humanos modernos que a los de los chimpancés, orangutanes y gorilas cuando caminan de forma bípeda.

El yacimiento paleontológico que alberga las huellas de Laetoli contiene el primer rastro de pisadas dejado por ancestros humanos del que se tenga noticia, e incluye 11 huellas individuales en condiciones muy buenas de conservación. Los estudios previos de esta clase se han basado principalmente en huellas individuales y eso ha conducido a interpretaciones erróneas, en su mayor parte derivadas de juzgar rasgos artificiales, tales como los generados por la erosión y por otros factores ambientales, como características auténticas de esas huellas humanas. Esto ha traído como consecuencia muchos años de debate sobre cómo caminaban los primeros ancestros humanos.
Los autores de la nueva investigación utilizaron una técnica estadística nueva para obtener una imagen tridimensional promedio de las 11 huellas intactas en Laetoli. Entonces esas imágenes fueron comparadas con los datos obtenidos de estudios sobre la formación de huellas y las presiones generadas bajo los pies al caminar, en los humanos anatómicamente modernos y en los simios actuales.

Se recurrió a una simulación por ordenador para predecir las huellas que se habrían formado con cada una de las diferentes maneras de andar, si, tal como parece, el individuo que dejó las pisadas pertenecía a la especie conocida como Australopithecus afarensis.

Antes se pensaba que el Australopithecus afarensis caminaba en una postura agachada o muy encorvada, e impulsándose mediante la presión sobre el suelo de la parte media del pie, como lo hacen los simios de hoy.


Sin embargo, Robin Crompton y sus colaboradores han descubierto que las huellas de Laetoli representan una forma bípeda de caminar totalmente erguida y dominada por la parte frontal del pie, especialmente el dedo gordo, una manera de caminar mucho más cercana a la de los humanos actuales, y muy diferente al andar bípedo de los chimpancés y otros simios.



FUENTE:http://www.solociencia.com/arqueologia/11083006.htm


viernes, 12 de agosto de 2011

PODOLOGÍA - Solución a los Juanetes con Cirugía con Osteogoniómetro - Jordi Mayral Esteban - Barcelona

PODOLOGÍA - Solución a los Juanetes con Cirugía con Osteogoniómetro

Última actualización de la noticia: 08/06/2011

Solución a los Juanetes con Cirugía con Osteogoniómetro

Gracias a un sofisticado instrumento intraquirúrgico que calcula matemáticamente la corrección de cada primera articulación metatarsofalángica, es posible corregir con éxito y de forma mínimamente invasiva un juanete. La clínica podológica Mayral es la única a nivel nacional que posee dicho instrumental para realizar este tipo de cirugía con resultados extraordinarios. El señor Jordi Mayral, destacado podólogo, director de la clínica podológica que lleva su nombre y miembro de ADRIO-CLINIC en Clínica CIMA de Barcelona, comenta cual es el uso que se da a este nuevo instrumental en el caso de juanetes.

Un Instrumental Novedoso

El instrumento del que hablamos recibe el nombre de osteogoniómetro, un aparato metálico similar a un compás que en el momento de la intervención quirúrgica permite hacer la corrección que se ha estudiado. Este instrumento ha sido inventado en Roma, donde se han investigado diversos logaritmos y una serie de matemáticas en el estudio radiológico para poder llevar a cabo este aparato.

Protocolo de Actuación

Hay que diferenciar dos aspectos. Por una parte hay que realizar un estudio biomecánico, además de escuchar bien al paciente y prestar atención a los detalles que narra sobre su dolencia. Saber cuánto duele, cuándo y cómo afecta es esencial para poder intervenir la zona. En función de esas respuestas se hace un estudio radiológico con ecógrafos y radiografías, y a continuación se lleva a cabo el mencionado estudio biomecánico. El estudio biomecánico es el estudio del pie y de la extremidad. No hay que olvidar que la relación del pie con la postura del cuerpo es fundamental, y una vez se tiene esta información se decide o no operar. En algunos procesos quirúrgicos se necesita el osteogoniómetro para llevar a cabo unas técnicas, en otros no porque no hará falta.

¿En Qué Casos se Recomienda?

El empleo de este instrumento está indicado en aquellos pacientes donde el metatarsiano se abre y hace el pie más ancho, es decir, aparece un juanete. Lo que ocurre es que el primer dedo se desvía y cuanto más lo hace más se deforma el primer dedo hacia el segundo. Esta deformidad va de un abanico de 6 grados hasta los 22, siendo en este caso un juanete bastante feo. El osteogoniómetro se usa en los juanetes que van desde los 6 grados a los 16. Para el resto de casos se empleará otro instrumental. La cirugía con osteogoniómetro puede dar las mismas complicaciones que cualquier otro tipo de cirugía, relacionadas siempre con una mala evaluación por parte del podólogo.

http://www.vivirmejor.es/es/podologia/noticia/v/174/actualidad/solucion-a-los-juanetes-con-cirugia-con-osteogoniometro-04964.html

Pdgo.Jordi Mayral Esteban Clínica Podológica Mayral

JUANETES - FUENTE: PODOLOGIA ALICANTE (ESPAÑA)

JUANETES

Los juanetes pueden resultar dolorosos y, en ocasiones, el tratamiento indicado pasa por una intervención quirúrgica.

La afección de los juanetes suele aparecer más en la mujer que en el hombre y se debe a diferentes causas. .

En la terminología médica, esta afección se conoce como "Hallux Abductus Valgus", pero el común de los mortales prefiere llamarla juanetes. Con nombre técnico o profano, consiste en “una desviación progresiva del primer dedo y un crecimiento óseo en la cabeza del primer metatarsiano” explica Joaquín Páez, profesor de cirugía podológica de la Universidad de Málaga (Andalucía, sur de España). Además, “suele ir acompañado por bursitis, dolor e inflamación”, añade el podólogo.

El principal síntoma de los juanetes es “el dolor, que suele ser de naturaleza punzante”, afirma Páez. En la mayoría de los casos, los juanetes resultan dolorosos, “sobre todo en los estadios iniciales, cuando la enfermedad va avanzando”, indica.

“El dolor ocasionado por el crecimiento del hueso se produce por la irritación de un complejo vásculo-nervioso que recorre la zona lateral del dedo gordo, así como por la alteración estructural y mecánica que conlleva la desviación de los huesos”.

No obstante, “también existen pacientes que cursan la enfermedad sin ningún ...tipo de dolor”.

Entre las causas de la aparición de los juanetes, “tenemos etiologías genéticas, enfermedades reumáticas y alteraciones biomecánicas como pies planos y pies valgos”.

Los juanetes son más frecuentes entre las mujeres, pues existe “una relación directa con el tipo de calzado que se utilice”, sostiene el profesor de cirugía podológica. Se refiere, concretamente, al uso de zapatos “con punteras estrechas y tacón alto”.

“Es posible disminuir el desarrollo de esta deformidad si se utilizan zapatos cómodos y amplios para que los dedos no estén comprimidos ni se limite su movilidad”, indican los especialistas del sitio web “consumer.es”.

El zapato adecuado para evitar la aparición de los juanetes debe tener “una puntera amplia, contrafuerte rígido y no más de dos o tres centímetros de tacón”, precisa Joaquín Páez. “Zuecos, chanclas y aquel calzado descubierto por detrás tampoco es recomendable”, advierte.

DISTINTOS TRATAMIENTOS

Cuando el juanete ya se ha producido, existen distintos métodos para su tratamiento. “En estadios iniciales podemos utilizar ortesis de silicona para corregir la posición del dedo”, explica Páez.

Las ortesis son una suerte de prótesis hechas de silicona que pueden utilizarse con diferentes fines, tales como alinear los dedos del pie o proteger zonas que sufren roces o presión, dependiendo de la patología a tratar.

Entre los tratamientos aplicados a los juanetes, también están las “movilizaciones y ejercicios con los dedos”, cuenta el especialista. Asimismo, “con plantillas hechas a medida podemos ayudar a un mejor apoyo y favorecer la biomecánica del pie. De este modo, impedimos que se la enfermedad se produzca o avance”, comenta.

La cirugía se convierte en una opción necesaria para los pacientes que no han tenido éxito con los tratamientos conservadores. “Hoy en día, debido a los avances en cirugía, tenemos técnicas que han reducido tanto el dolor como el reposo postoperatorio”, afirma Páez.

Según recoge “elmundo.es”, existen “más de un centenar de técnicas quirúrgicas” para tratar los juanetes. “En general, la cirugía consiste en 'limar' la protuberancia ósea, cortar el hueso o mejorar su alineación y liberar los tejidos blandos comprimidos para reequilibrar la articulación del dedo gordo”.

“El tipo de intervención dependerá de la presencia de artrosis en la articulación, los síntomas, el tamaño de la deformidad y la edad del paciente”, indica este diario.

"La cirugía no está recomendada en adolescentes a menos que el dolor persista tras los tratamientos no quirúrgicos. Si el adolescente se somete a la intervención quirúrgica, sobre todo antes de que los juanetes estén completamente desarrollados, hay más posibilidades de que reaparezcan", advierte George H. Thompson, de la Case Western Reserve University en esta misma publicación.

En algunas ocasiones, la cirugía se convierte en el único recurso válido para combatir los juanetes, una patología que puede precipitar la aparición de otros trastornos.

“La desviación del dedo produce que el segundo dedo se desvíe, ocasionando lo que se conoce como dedo en garra o martillo”, explica Joaquín Páez.

“También tenemos asociados otros tipos de dolores debido a la alteración en la marcha del paciente, como es el caso de la fascitis plantar, las metatarsalgias, tendinitis, bursitis o dolor de rodillas y caderas”, apunta el podólogo.

DESTACADOS:

* El zapato adecuado para evitar la aparición de los juanetes debe tener “una puntera amplia, contrafuerte rígido y no más de dos o tres centímetros de tacón”, indica Joaquín Páez, profesor de cirugía podológica de la Universidad de Málaga (sur de España).

* La cirugía no está recomendada en adolescentes, a menos que el dolor persista tras los tratamientos no quirúrgicos, sostienen los especialistas.

* La aparición de los juanetes se debe a diferentes causas. Un componente hereditario, enfermedades reumáticas, alteraciones como los pies planos o el uso de calzado poco apropiado pueden originar esta patología.

ENLACE: http://www.podologiaalicante.com/comments.php?y=11&m=05&entry=entry110515-095236

lunes, 1 de agosto de 2011

Síndrome de colchón de talón doloroso (Del Blog de Francisco Gilo) - ESPAÑA

Síndrome de colchón de talón doloroso

Lo que sucede en este síndrome común en muchos corredores, es que se va perdiendo la grasa protectora que acolcha la pisada, como podéis ver aquí y la poca que queda, por la acción de correr y hacerlo por superficies duras, hace que se inflame (en rojo) y duela. Se le llama:

Síndrome de colchón de talón doloroso y es más frecuente en corredores de maratón. Es el resultado de la interrupción de las fibras que compartimentalizan la grasa en el colchón del talón (heel pad). El dolor se localiza sólo en el talón.

Entre las causas, se baraja la posibilidad de que se deba a cambios degenerativos del tejido adiposo (graso) del talón. Por otra parte, en este sitio se encuentra el origen de una estructura que se llama la fascia plantar. La tracción repetitiva de la fascia plantar cuando corremos pueden provocar rupturas microscópicas en su origen. Estas rupturas, a su vez, causan la formación de hueso nuevo en el calcáneo, que es lo que se ve en las radiografías como el espolón. Por eso se ha dicho muchas veces que el espolón en sí no es la causa del dolor, sino el resultado de la tracción ejercida sobre la fascia plantar.

Fascitis plantar

La fascia plantar es la envoltura que cubre los músculos cortos de la bóveda del pie, extendiéndose desde los dedos al hueso del talón o calcáneo. Más profundos a los pequeños músculos palpamos los fuertes ligamentos plantares largos y cortos. Bien por excesiva solicitación del músculo o por daño directo sobre los huesos o ligamentos de la planta del pie se puede originar una inflamación, a la que llamaremos “Fascitis plantar”

Cuando existen fallas biomecánicas (pie plano, deformidades del arco plantar, tendón de Aquiles encogidos) pueden causar un gran estrés en las bandas (fascia plantar) que se extienden desde la parte inferior del calcáneo hasta el comienzo de los dedos. Si a esto le añadimos aumento de peso o aumento de la actividad deportiva se pueden agravar las condiciones del pie.

La mejor prevención es incluir en nuestro programa de estiramientos post-entreno el de la planta del pie, tirando de los dedos y antepié hacia nosotros durante 20 segundos. Igualmente es preciso usar varios pares de zapatillas y cambiarlas con asiduidad.

En cuanto al tratamiento, deberíamos rechazar de entrada la infiltración sobre todo si se incluyen corticoides.

- Antes de esta opción haremos masajes de descarga de los músculos cortos del pie y de toda la planta del pie, con amasamientos nudillares y fricciones cortas longitudinales.

- El masaje transverso profundo en la inserción del calcáneo (Cyriax) , no menos de 15 minutos al día.

- Electroterapia antiinflamatoria con corrientes diadinámicas ; pero sobre todo con ultrasonidos de aplicación pulsátil.

- Estiramientos de los músculos del pie y de la pierna.

- Aplicación de hielo después de correr y al acabar el día.

- Vendaje funcional tipo kinesiotaping para evitar la inflamación por repetidos impactos; pero sólo para correr.

- Para caminar, es preferible una talonera de descarga y aun más eficaz arco ortopédico de descarga diseñado por un podólogo.

Evita ganar peso, correr por asfalto y evitar zapatillas que sean demasiado anchas en el retropie, ya que esa grasa se extendería sin cumplir la función de subir y almohadillar el calcáneo. La talonera podría evitar el contacto tan desagradable de sentir que el hueso toca el suelo, como cuando pillamos una piedrecita y se incrusta en el pie.

En el talón doloroso, la almohadilla grasa es comprimida y empujada hacia arriba dejando su protección al hueso del talón.Habría que empezar o completar el estudio con métodos en los que se vea cómo está el calcáneo en relación al tendón de Aquiles como podéis ver en estas imágenes.

Me comentaban algunos corredores que lo peor de la fascitis, es que dejas de entrenar y empiezas a engordar = más presión en el espolón y la fascia. Si vas al supermercado y cargas todas las bolsas de una vez, para no dar más viajes, ese incremento del peso se va al espolón y a irritar la fascia. ¡No digamos si levantas pesas en el gimnasio o vas saltando cuando bajas corriendo una pendiente!

En verano con los músculos calientes, es una maravilla estirar, te dejas caer el peso en un escalón para estirar los gemelos y sin darnos cuenta estamos provocando un estrés en la fascia plantar. Qué hacer? Estirarlos como señala esta imagen, pero siempre y cuando, los gemelos estén algo relajados, ya que si están muy contraídos pueden romper

Algunos trucos frescos, que pueden funcionar: Te sientas en la piscina, buscas el chorro de agua que sale del borde y colocando el pie a una distancia de unos 30 cm, buscar el efecto vibratorio, (no muy fuerte, más bien suave, para que haga efecto) y de paso te vas dando un masaje por todo el gemelo, siempre en sentido ascendente.

Si practicas natación, cuidado con el impulso que haces con los pies en la pared de la piscina. Cualquier movimiento brusco puede distender demasiado esta banda fibrosa.

Aquel que conozca la técnica Cyriax, una vez te hayas puesto el hielo (que se debe hacer sobre todo cuando llegas de correr) incidir en el espolón tratando de quitar esa dureza con un masaje transversal y posteriormente un masaje por toda la fascia en esta dirección

Los pediluvios alternantes con frío y calor pueden aliviar la zona.

Los zuecos sanitarios, si están elevados en su parte posterior es una buena solución para estar por casa o para estar de pie en trabajos que requieran esta postura.

Si vas a la montaña y te dispones a subir, coloca unas taloneras para evitar que el Aquiles tire del calcáneo y éste de la fascia. A la vuelta, si quieres te las quitas, porque el peso del cuerpo se va a ir al antepié.

Si tienes dolor en la zona interna del pie cuando subes peso por una escalera, supina con el retropié y deja libre de apoyo el espolón, o bien sube apoyando sólo el antepié en cada escalón. Evitarás irritar esta zona.

Antes de levantarte de la cama estira y flexiona el pie para que no esté rígido.

Reposo o Alternativa deportivo-veraniega: En esta estación nos podemos permitir el lujo de cambiar de deporte y de paso potenciar el cuadriceps practicando ciclismo o bien nadar en la piscinahaciéndote unos largos, con lo cual potencias algunos grupos musculares olvidados durante todo el año, como es el tren superior, lo que evitará problemas de espalda.

NOTA: Todo lo expuesto aquí debe ser tomado con precaución, ya que en muchas ocasiones lo que le viene bien a un corredor no le sirve a otro. Algunas observaciones, son comentarios que me han hecho corredores en distintas conversaciones y que he ido recogiendo para exponerlas aquí. Espero que os sirvan.

ENLACE: http://elblogdepacogilo.blogspot.com/2008/05/sndrome-de-colchn-de-taln-doloroso.html

SURCOS DE BEAU - CASO CLINICO - Pdga Daniela Carignano



La uña presenta surcos transversales. La paciente había cursado, hacía 4 meses, un cuadro de neumonía.

Los SURCOS DE BEAU son una deformación ungueal; se atribuye su etiología a trastornos circulatorios, cuadros reumáticos, traumatismos, enfermedades febriles, infecciones, etc. Generalmente la uña presenta surcos en sentido transversal pero el tejido ungueal no se encuentra alterado