Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano

Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano
PODOLOGIA: Los pies sobre la tierra

miércoles, 27 de mayo de 2009

PIE LABORAL


En el marco laboral es fundamental contar con un funcionamiento adecuado de los pies. Se considera al trabajador como el capital más valioso que debe ser protegido.

¿Cómo se garantiza la productividad del trabajador?
Capacitando al personal sobre medidas de seguridad e higiene, dando tratamientos y medidas de prevención ante posibles lesiones, brindando la protección necesaria para el tipo de trabajo que realiza.
Con su cumplimiento se obtienen los siguientes beneficios: disminución de accidentes, disminución de ausentismo, prevención de lesiones en los pies.
Este conjunto de beneficios va a generar:
1) Aumento de la producción.
2) Aumento de la eficacia.
3) Prevención de otras enfermedades que se manifiestan en los miembros inferiores.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes?
* Golpes
* Hematomas subungueales
* Onicocriptosis
* Micosis
* Metatarsalgia
* Talalgias
* Incrustación de cuerpos extraños
* Hiperqueratosis.

¿Cuál es el calzado de seguridad adecuado?
Para elegir un buen calzado de seguridad hay que tener en cuenta los riesgos que tiene que afrontar el usuario.
El empresario equipará a sus trabajadores el calzado apropiado pero además explicará el por qué de la elección del modelo y lo pondrá al tanto de los riesgos que pueden ocurrir.

Hay que evaluar:

*Temperatura del ambiente de trabajo: Las temperaturas pueden ser bajas o altas y la característica del calzado debe ser aislante, resistente al contacto con partículas incandescentes.
* Ambientes húmedos o en contacto con líquidos: Se necesita un calzado impermeable con suela antideslizante
*Ambientes en contacto con líquidos corrosivos: Se necesita calzado impermeable con material altamente resistente.
*Características particulares: adaptabilidad al pie, absorción del sudor en la primera suela, eliminar vapor por la caña, flexibilidad, buen diseño de cierre, deberá pesar lo menos posible, no comprimir el pie, rigidez transversal del calzado (proporciona estabilidad), capacidad de absorción de energía de la suela en la parte del talón y características antideslizante de la suela.

La vida útil del calzado dependerá del buen uso y conservación. Se harán controles periódicos para observar su estado higiénico y si presenta roturas o deformaciones.
Cuando ya no cumple su función protectora debe ser reemplazado por otro.