Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano

Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano
PODOLOGIA: Los pies sobre la tierra

viernes, 22 de enero de 2010

EL NIÑO DIABETICO EN LA ESCUELA - Escrito por la Pdga. Liliana Fernandez


El día mundial de la diabetes se celebra cada año el 14 de noviembre en conmemoración del cumpleaños del doctor Frederick Banting, canadiense nacido en Alliston en 1891, quien junto a Charles Best, concibieron la idea que llevo al descubrimiento de la insulina en 1921.
Celebrando este día me referiré a una problemática de los niños con diabetes.

Sabemos hoy que 70.000 niños en el mundo están afectados por esta enfermedad que ya la denominan como la epidemia del siglo y que es la segunda enfermedad crónica más frecuente de la infancia.
Cualquier niño puede desarrollar una vida plena, sana y productiva, pero siguen dándose complicaciones para él y la familia, como por ejemplo, las que enfrentan a diario en el colegio donde pasan entre 4 a 8 hs donde muchas veces deben realizarse controles de glucosa y/o ingerir alimentos ante síntomas de hipoglucemia.
Se me plantean algunas preguntas:
¿Tenemos docentes e instituciones capacitadas para enfrentar estas situaciones?
¿Pueden acaso los niños de educación inicial, suministrarse solos la medicación o el alimento correspondiente ante estas situaciones?
La respuesta es que la mayoría desconoce esta enfermedad y como actuar ante situaciones de urgencia.
En muchas ocasiones los niños no pueden participar de excursiones, no se les permite llevar glucagon para tratar a niños con diabetes y tampoco alimentarse tantas veces lo necesiten, son algunos de los datos registrados por las asociaciones de diabetes. Estas dificultades debieran superarse concientizando e informando a los docentes.
Esto demuestra que el protocolo para la diabetes necesita mejorar, cuando se reúnan los responsables de Salud, Educación, Acción Social, Los Consejos y Asociaciones de la diabetes con el objetivo de mejorar la calidad de vida de estos niños y de sus familias ya que de cada cien mil niños que tengan DBT significa que hay cien mil familias afectadas de una u otra forma por esta enfermedad crónica, debilitadora y costosa.
La educación es una herramienta fundamental en todos los casos pero aun más si se presenta en niños y adolescentes, puesto que son los que más años tendrán que convivir con la enfermedad.
La propuesta es entonces fomentar la integración con capacitación, educación e información de todas las personas que acompañan el crecimiento del niño dejando de colocarlos en situación de exclusión.

No hay comentarios: