Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano

Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano
PODOLOGIA: Los pies sobre la tierra

martes, 27 de diciembre de 2011

QUINCE LECCIONES SOBRE ANATOMIA DEL PIE – LECCION 1 -ANTONIO VILADOT


LECCION 1: Anatomía y biomecánica

.El pie es una estructura tridimensional variable, base de servomecanismo anti gravitatorio y que constituye una pieza fundamental para la posición bipodal y la marcha humana.

.La bóveda plantar se halla constituida por una serie de arcos longitudinales que soportan fuerzas a compresión. Formados por tejidos óseos, son tanto más altos cuanto más internos. En conjunto, son semejantes a una semiconcha abierta hacia adentro.

.Las trabéculas óseas del pie tienen su origen en el astrágalo y se hallan formados por unos sistemas de proyección anterior, de proyección posterior, de cohesión interna y transversales. Estos últimos se encuentran en todo el tarso y terminan en la base de los metatarsianos.

.En la concavidad de la bóveda se encuentran una serie de estructuras musculoligamentosas que soportan fuerzas a distensión.

.En el mantenimiento de la bóveda plantar intervienen: la forma de los huesos la elasticidad de los ligamentos y el equilibrio de los músculos. Estos sólo se contraen cuando el cuerpo tiende a perder el equilibrio.

.El talón constituye la parte más característica del pie humano. En sentido longitudinal, forma con el suelo un ángulo de 30°. En el plano frontal prolonga el eje de la tibia o forma con el mismo un ligero valgo de unos 5°.

.Para el mantenimiento del talón en sentido frontal, son fundamentales el maléolo peroneo, el sustentaculum tali y los ligamentos deltoideo e interóseo.

.El equilibrio en sentido longitudinal es conservado por el sistema calcáneo aquíleo plantar, que constituye una unidad funcional cuya finalidad es colocar el pie de puntillas. Posición fundamental para el despegue del pie durante la marcha, para la carrera y el salto.

.Todos los metatarsianos soportan fuerzas. El primero, en posición estática, soporta el doble de cada uno de los restantes. Durante la fase de despegue de la marcha, casi todo el trabajo se efectúa a través del primer radio.

.En posición bipodal no existe el reposo absoluto, el pie del ser vivo siempre se halla en continuo movimiento.

.En el pie definimos dos tipos de articulaciones: unas, el tobillo y la de los dedos, cuya misión fundamental es facilitar el movimiento del pie para la marcha y el salto; y otras, las tarsianas y las tarsometatarsianas, cuya función es servir de amortiguador al chocar el pie contra el suelo y adaptarlo a los terrenos irregulares.

.Las articulaciones subastragalina y de Chopart trabajan siempre conjuntamente. La misión de la articulación de Lisfranc es adaptar el antepié al suelo.

.Para su normal funcionamiento, los metatarsianos necesitan la ayuda del correspondiente dedo. Esto es especialmente importante en el primer radio, en el que el dedo gordo es fundamental para una perfecta dinámica.

.-durante la marcha normal, el pie va pasando la carga del retropié al antepié, actuando como si fuera cavo.

Fuente: Quince lecciones sobre patología del pie. Antonio Viladot (pag.33)

http://www.medical-simulator.com/index.asp?idFamilia=102&idFamiliaPadre=307

jueves, 27 de octubre de 2011

Medición objetiva del dolor físico



(NCYT) Está claro desde hace mucho tiempo que se necesita una mejor manera para medir el dolor, y no tener que depender tanto de las palabras u otras manifestaciones que emplee el paciente para describir lo que siente. Sin embargo, el carácter altamente subjetivo del dolor (en el sentido de que no se le puede pesar, ni medir como se haría con la temperatura o la longitud), ha convertido este objetivo en una meta difícil de alcanzar.

Los avances en las técnicas de escaneo cerebral han revitalizado el debate sobre si sería posible medir el dolor fisiológico, y ahora se ha dado un paso importante hacia el desarrollo de una herramienta de diagnóstico que podría mitigar esa dependencia de la descripción hecha por el paciente, al medir la posible presencia de dolor.

La nueva herramienta se valdría de varios patrones de actividad cerebral para hacer una evaluación fisiológica objetiva de si alguien está sufriendo dolor o no. Esto sería de gran utilidad para, por ejemplo, supervisar el estado de pacientes con una incapacidad que les impida comunicarse, o para lograr un mejor modo de tratar el dolor crónico.

El equipo del Dr. Sean Mackey, experto en dolor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, se sirvió de escaneos cerebrales mediante resonancia magnética funcional, combinados con algoritmos informáticos avanzados, para predecir con precisión el dolor térmico en el 81 por ciento de las veces en sujetos sanos.


Conviene advertir, sin embargo, que se necesitan investigaciones adicionales para determinar si el sistema ensayado es capaz de lograr mayor precisión, si servirá para medir adecuadamente otros tipos de dolor físico, si detectará el dolor permanente (sin disponer de la fácil referencia de un estado sin dolor en la persona, que se pueda comparar con su estado al momento siguiente cuando siente un pinchazo súbito e intenso), y si puede distinguir con la suficiente nitidez entre el dolor físico y otros estados emocionales lacerantes, como la ansiedad o la depresión.

Mucha gente en el mundo padece de dolor físico crónico. Sólo en Estados Unidos, se estima que hay más de 100 millones de personas que sufren dolor crónico en algún momento del año. Las cifras también son elevadas en otras naciones. Y lo que es peor, están bastante extendidos los prejuicios contra los afectados de dolor crónico, a quienes bastante gente ve como quejicas que van al médico por dolores insignificantes por los que la mayoría no iría. O incluso peor; hay quien ve a los afectados de dolor crónico como sospechosos de estar fingiendo sentir dolor para así disfrutar de bajas médicas a modo de vacaciones pagadas, o para cobrar pensiones de incapacidad sin merecerlo. Todo esto, incluyendo el miedo a sufrir problemas legales, puede dificultar la búsqueda de la mejor vía de tratamiento médico para el paciente.

Disponer de un aparato clínico capaz de medir el dolor y avalar así las quejas del paciente, despejaría toda duda y ya no se le podría considerar sospechoso de fingir que sufre dolor o de exagerar el que siente.


http://www.solociencia.com/medicina/11102509.htm

sábado, 8 de octubre de 2011

VERRUGA PLANTAR - CASO CLINICO - Pdga. Daniela Carignano



USO DE CALZADO INADECUADO - CUIDADO DE LOS PIES (FUENTE: http://calzadomegoni.blogdiario.com)

EL CUIDADO DE LOS PIES

Nuestros pies nos transportan de un lado al otro, sin embargo, son una de las partes del cuerpo a la que menos atención prestamos.

A menudo, usamos tacones demasiado altos, hormas muy estrechas o puntas excesivamente afiladas que nos pueden provocar lesiones irreparables.

El momento idóneo para comprar calzado y probárselo es la última hora de la tarde, pues nuestros pies están cansados y hasta puede que hinchados. Por ello, podremos adquirir zapatos que no nos aprieten. Conviene probarse los dos zapatos, ya que es posible que un pie sea más grande que el otro.

El uso de tacones altos provoca no sólo deformidad de la bóveda de la planta, sino que también puede producir un acortamiento de los gemelos y sobrecarga en los dedos de los pies. Los dedos se aplastan contra la punta del zapato y se deforman en forma de garra.

Por su parte, las puntas afiladas hacen que los dedos queden aprisionados y se desequilibren. Es el dedo gordo el que más sufre, pudiendo dar lugar a un juanete. Deformado, rechaza los dedos medios que también se deforman y el dedo pequeño sufre una deformación inversa. Estos problemas son inicialmente pasajeros, pero el uso prolongado de calzado inadecuado puede dar lugar a que sean permanentes.

Usar calzado inadecuado puede acarrearnos las siguientes consecuencias:

• Juanetes.

• Dolores en la planta del pie y en el antepié.

• Deformidades en los dedos.

• Inflamación en los pies, pues la sangre no circula correctamente.

• Callosidades originadas por el roce y la presión.

• Inflamaciones en el tendón de Aquiles, dolores en los gemelos y en las rodillas.
(FUENTE: http://calzadomegoni.blogdiario.com)

miércoles, 31 de agosto de 2011

El modo humano de andar comenzó casi 2 millones de años antes de lo creído


Muchos estudios anteriores han sugerido que las características principales del pie humano, así como el modo bípedo de andar y la postura erguida, surgieron en los humanos antiguos hace aproximadamente 1,9 millones de años.

Sin embargo, un equipo de científicos de las universidades de Liverpool, Manchester y Bournemouth, en el Reino Unido, ha llegado ahora a la conclusión de que las huellas de pisadas dejadas por un ancestro humano que datan de hace 3,7 millones de años, muestran que sus pies y el modo de andar tenían rasgos más similares a los de los humanos modernos que a los de los chimpancés, orangutanes y gorilas cuando caminan de forma bípeda.

El yacimiento paleontológico que alberga las huellas de Laetoli contiene el primer rastro de pisadas dejado por ancestros humanos del que se tenga noticia, e incluye 11 huellas individuales en condiciones muy buenas de conservación. Los estudios previos de esta clase se han basado principalmente en huellas individuales y eso ha conducido a interpretaciones erróneas, en su mayor parte derivadas de juzgar rasgos artificiales, tales como los generados por la erosión y por otros factores ambientales, como características auténticas de esas huellas humanas. Esto ha traído como consecuencia muchos años de debate sobre cómo caminaban los primeros ancestros humanos.
Los autores de la nueva investigación utilizaron una técnica estadística nueva para obtener una imagen tridimensional promedio de las 11 huellas intactas en Laetoli. Entonces esas imágenes fueron comparadas con los datos obtenidos de estudios sobre la formación de huellas y las presiones generadas bajo los pies al caminar, en los humanos anatómicamente modernos y en los simios actuales.

Se recurrió a una simulación por ordenador para predecir las huellas que se habrían formado con cada una de las diferentes maneras de andar, si, tal como parece, el individuo que dejó las pisadas pertenecía a la especie conocida como Australopithecus afarensis.

Antes se pensaba que el Australopithecus afarensis caminaba en una postura agachada o muy encorvada, e impulsándose mediante la presión sobre el suelo de la parte media del pie, como lo hacen los simios de hoy.


Sin embargo, Robin Crompton y sus colaboradores han descubierto que las huellas de Laetoli representan una forma bípeda de caminar totalmente erguida y dominada por la parte frontal del pie, especialmente el dedo gordo, una manera de caminar mucho más cercana a la de los humanos actuales, y muy diferente al andar bípedo de los chimpancés y otros simios.



FUENTE:http://www.solociencia.com/arqueologia/11083006.htm


viernes, 12 de agosto de 2011

PODOLOGÍA - Solución a los Juanetes con Cirugía con Osteogoniómetro - Jordi Mayral Esteban - Barcelona

PODOLOGÍA - Solución a los Juanetes con Cirugía con Osteogoniómetro

Última actualización de la noticia: 08/06/2011

Solución a los Juanetes con Cirugía con Osteogoniómetro

Gracias a un sofisticado instrumento intraquirúrgico que calcula matemáticamente la corrección de cada primera articulación metatarsofalángica, es posible corregir con éxito y de forma mínimamente invasiva un juanete. La clínica podológica Mayral es la única a nivel nacional que posee dicho instrumental para realizar este tipo de cirugía con resultados extraordinarios. El señor Jordi Mayral, destacado podólogo, director de la clínica podológica que lleva su nombre y miembro de ADRIO-CLINIC en Clínica CIMA de Barcelona, comenta cual es el uso que se da a este nuevo instrumental en el caso de juanetes.

Un Instrumental Novedoso

El instrumento del que hablamos recibe el nombre de osteogoniómetro, un aparato metálico similar a un compás que en el momento de la intervención quirúrgica permite hacer la corrección que se ha estudiado. Este instrumento ha sido inventado en Roma, donde se han investigado diversos logaritmos y una serie de matemáticas en el estudio radiológico para poder llevar a cabo este aparato.

Protocolo de Actuación

Hay que diferenciar dos aspectos. Por una parte hay que realizar un estudio biomecánico, además de escuchar bien al paciente y prestar atención a los detalles que narra sobre su dolencia. Saber cuánto duele, cuándo y cómo afecta es esencial para poder intervenir la zona. En función de esas respuestas se hace un estudio radiológico con ecógrafos y radiografías, y a continuación se lleva a cabo el mencionado estudio biomecánico. El estudio biomecánico es el estudio del pie y de la extremidad. No hay que olvidar que la relación del pie con la postura del cuerpo es fundamental, y una vez se tiene esta información se decide o no operar. En algunos procesos quirúrgicos se necesita el osteogoniómetro para llevar a cabo unas técnicas, en otros no porque no hará falta.

¿En Qué Casos se Recomienda?

El empleo de este instrumento está indicado en aquellos pacientes donde el metatarsiano se abre y hace el pie más ancho, es decir, aparece un juanete. Lo que ocurre es que el primer dedo se desvía y cuanto más lo hace más se deforma el primer dedo hacia el segundo. Esta deformidad va de un abanico de 6 grados hasta los 22, siendo en este caso un juanete bastante feo. El osteogoniómetro se usa en los juanetes que van desde los 6 grados a los 16. Para el resto de casos se empleará otro instrumental. La cirugía con osteogoniómetro puede dar las mismas complicaciones que cualquier otro tipo de cirugía, relacionadas siempre con una mala evaluación por parte del podólogo.

http://www.vivirmejor.es/es/podologia/noticia/v/174/actualidad/solucion-a-los-juanetes-con-cirugia-con-osteogoniometro-04964.html

Pdgo.Jordi Mayral Esteban Clínica Podológica Mayral

JUANETES - FUENTE: PODOLOGIA ALICANTE (ESPAÑA)

JUANETES

Los juanetes pueden resultar dolorosos y, en ocasiones, el tratamiento indicado pasa por una intervención quirúrgica.

La afección de los juanetes suele aparecer más en la mujer que en el hombre y se debe a diferentes causas. .

En la terminología médica, esta afección se conoce como "Hallux Abductus Valgus", pero el común de los mortales prefiere llamarla juanetes. Con nombre técnico o profano, consiste en “una desviación progresiva del primer dedo y un crecimiento óseo en la cabeza del primer metatarsiano” explica Joaquín Páez, profesor de cirugía podológica de la Universidad de Málaga (Andalucía, sur de España). Además, “suele ir acompañado por bursitis, dolor e inflamación”, añade el podólogo.

El principal síntoma de los juanetes es “el dolor, que suele ser de naturaleza punzante”, afirma Páez. En la mayoría de los casos, los juanetes resultan dolorosos, “sobre todo en los estadios iniciales, cuando la enfermedad va avanzando”, indica.

“El dolor ocasionado por el crecimiento del hueso se produce por la irritación de un complejo vásculo-nervioso que recorre la zona lateral del dedo gordo, así como por la alteración estructural y mecánica que conlleva la desviación de los huesos”.

No obstante, “también existen pacientes que cursan la enfermedad sin ningún ...tipo de dolor”.

Entre las causas de la aparición de los juanetes, “tenemos etiologías genéticas, enfermedades reumáticas y alteraciones biomecánicas como pies planos y pies valgos”.

Los juanetes son más frecuentes entre las mujeres, pues existe “una relación directa con el tipo de calzado que se utilice”, sostiene el profesor de cirugía podológica. Se refiere, concretamente, al uso de zapatos “con punteras estrechas y tacón alto”.

“Es posible disminuir el desarrollo de esta deformidad si se utilizan zapatos cómodos y amplios para que los dedos no estén comprimidos ni se limite su movilidad”, indican los especialistas del sitio web “consumer.es”.

El zapato adecuado para evitar la aparición de los juanetes debe tener “una puntera amplia, contrafuerte rígido y no más de dos o tres centímetros de tacón”, precisa Joaquín Páez. “Zuecos, chanclas y aquel calzado descubierto por detrás tampoco es recomendable”, advierte.

DISTINTOS TRATAMIENTOS

Cuando el juanete ya se ha producido, existen distintos métodos para su tratamiento. “En estadios iniciales podemos utilizar ortesis de silicona para corregir la posición del dedo”, explica Páez.

Las ortesis son una suerte de prótesis hechas de silicona que pueden utilizarse con diferentes fines, tales como alinear los dedos del pie o proteger zonas que sufren roces o presión, dependiendo de la patología a tratar.

Entre los tratamientos aplicados a los juanetes, también están las “movilizaciones y ejercicios con los dedos”, cuenta el especialista. Asimismo, “con plantillas hechas a medida podemos ayudar a un mejor apoyo y favorecer la biomecánica del pie. De este modo, impedimos que se la enfermedad se produzca o avance”, comenta.

La cirugía se convierte en una opción necesaria para los pacientes que no han tenido éxito con los tratamientos conservadores. “Hoy en día, debido a los avances en cirugía, tenemos técnicas que han reducido tanto el dolor como el reposo postoperatorio”, afirma Páez.

Según recoge “elmundo.es”, existen “más de un centenar de técnicas quirúrgicas” para tratar los juanetes. “En general, la cirugía consiste en 'limar' la protuberancia ósea, cortar el hueso o mejorar su alineación y liberar los tejidos blandos comprimidos para reequilibrar la articulación del dedo gordo”.

“El tipo de intervención dependerá de la presencia de artrosis en la articulación, los síntomas, el tamaño de la deformidad y la edad del paciente”, indica este diario.

"La cirugía no está recomendada en adolescentes a menos que el dolor persista tras los tratamientos no quirúrgicos. Si el adolescente se somete a la intervención quirúrgica, sobre todo antes de que los juanetes estén completamente desarrollados, hay más posibilidades de que reaparezcan", advierte George H. Thompson, de la Case Western Reserve University en esta misma publicación.

En algunas ocasiones, la cirugía se convierte en el único recurso válido para combatir los juanetes, una patología que puede precipitar la aparición de otros trastornos.

“La desviación del dedo produce que el segundo dedo se desvíe, ocasionando lo que se conoce como dedo en garra o martillo”, explica Joaquín Páez.

“También tenemos asociados otros tipos de dolores debido a la alteración en la marcha del paciente, como es el caso de la fascitis plantar, las metatarsalgias, tendinitis, bursitis o dolor de rodillas y caderas”, apunta el podólogo.

DESTACADOS:

* El zapato adecuado para evitar la aparición de los juanetes debe tener “una puntera amplia, contrafuerte rígido y no más de dos o tres centímetros de tacón”, indica Joaquín Páez, profesor de cirugía podológica de la Universidad de Málaga (sur de España).

* La cirugía no está recomendada en adolescentes, a menos que el dolor persista tras los tratamientos no quirúrgicos, sostienen los especialistas.

* La aparición de los juanetes se debe a diferentes causas. Un componente hereditario, enfermedades reumáticas, alteraciones como los pies planos o el uso de calzado poco apropiado pueden originar esta patología.

ENLACE: http://www.podologiaalicante.com/comments.php?y=11&m=05&entry=entry110515-095236

lunes, 1 de agosto de 2011

Síndrome de colchón de talón doloroso (Del Blog de Francisco Gilo) - ESPAÑA

Síndrome de colchón de talón doloroso

Lo que sucede en este síndrome común en muchos corredores, es que se va perdiendo la grasa protectora que acolcha la pisada, como podéis ver aquí y la poca que queda, por la acción de correr y hacerlo por superficies duras, hace que se inflame (en rojo) y duela. Se le llama:

Síndrome de colchón de talón doloroso y es más frecuente en corredores de maratón. Es el resultado de la interrupción de las fibras que compartimentalizan la grasa en el colchón del talón (heel pad). El dolor se localiza sólo en el talón.

Entre las causas, se baraja la posibilidad de que se deba a cambios degenerativos del tejido adiposo (graso) del talón. Por otra parte, en este sitio se encuentra el origen de una estructura que se llama la fascia plantar. La tracción repetitiva de la fascia plantar cuando corremos pueden provocar rupturas microscópicas en su origen. Estas rupturas, a su vez, causan la formación de hueso nuevo en el calcáneo, que es lo que se ve en las radiografías como el espolón. Por eso se ha dicho muchas veces que el espolón en sí no es la causa del dolor, sino el resultado de la tracción ejercida sobre la fascia plantar.

Fascitis plantar

La fascia plantar es la envoltura que cubre los músculos cortos de la bóveda del pie, extendiéndose desde los dedos al hueso del talón o calcáneo. Más profundos a los pequeños músculos palpamos los fuertes ligamentos plantares largos y cortos. Bien por excesiva solicitación del músculo o por daño directo sobre los huesos o ligamentos de la planta del pie se puede originar una inflamación, a la que llamaremos “Fascitis plantar”

Cuando existen fallas biomecánicas (pie plano, deformidades del arco plantar, tendón de Aquiles encogidos) pueden causar un gran estrés en las bandas (fascia plantar) que se extienden desde la parte inferior del calcáneo hasta el comienzo de los dedos. Si a esto le añadimos aumento de peso o aumento de la actividad deportiva se pueden agravar las condiciones del pie.

La mejor prevención es incluir en nuestro programa de estiramientos post-entreno el de la planta del pie, tirando de los dedos y antepié hacia nosotros durante 20 segundos. Igualmente es preciso usar varios pares de zapatillas y cambiarlas con asiduidad.

En cuanto al tratamiento, deberíamos rechazar de entrada la infiltración sobre todo si se incluyen corticoides.

- Antes de esta opción haremos masajes de descarga de los músculos cortos del pie y de toda la planta del pie, con amasamientos nudillares y fricciones cortas longitudinales.

- El masaje transverso profundo en la inserción del calcáneo (Cyriax) , no menos de 15 minutos al día.

- Electroterapia antiinflamatoria con corrientes diadinámicas ; pero sobre todo con ultrasonidos de aplicación pulsátil.

- Estiramientos de los músculos del pie y de la pierna.

- Aplicación de hielo después de correr y al acabar el día.

- Vendaje funcional tipo kinesiotaping para evitar la inflamación por repetidos impactos; pero sólo para correr.

- Para caminar, es preferible una talonera de descarga y aun más eficaz arco ortopédico de descarga diseñado por un podólogo.

Evita ganar peso, correr por asfalto y evitar zapatillas que sean demasiado anchas en el retropie, ya que esa grasa se extendería sin cumplir la función de subir y almohadillar el calcáneo. La talonera podría evitar el contacto tan desagradable de sentir que el hueso toca el suelo, como cuando pillamos una piedrecita y se incrusta en el pie.

En el talón doloroso, la almohadilla grasa es comprimida y empujada hacia arriba dejando su protección al hueso del talón.Habría que empezar o completar el estudio con métodos en los que se vea cómo está el calcáneo en relación al tendón de Aquiles como podéis ver en estas imágenes.

Me comentaban algunos corredores que lo peor de la fascitis, es que dejas de entrenar y empiezas a engordar = más presión en el espolón y la fascia. Si vas al supermercado y cargas todas las bolsas de una vez, para no dar más viajes, ese incremento del peso se va al espolón y a irritar la fascia. ¡No digamos si levantas pesas en el gimnasio o vas saltando cuando bajas corriendo una pendiente!

En verano con los músculos calientes, es una maravilla estirar, te dejas caer el peso en un escalón para estirar los gemelos y sin darnos cuenta estamos provocando un estrés en la fascia plantar. Qué hacer? Estirarlos como señala esta imagen, pero siempre y cuando, los gemelos estén algo relajados, ya que si están muy contraídos pueden romper

Algunos trucos frescos, que pueden funcionar: Te sientas en la piscina, buscas el chorro de agua que sale del borde y colocando el pie a una distancia de unos 30 cm, buscar el efecto vibratorio, (no muy fuerte, más bien suave, para que haga efecto) y de paso te vas dando un masaje por todo el gemelo, siempre en sentido ascendente.

Si practicas natación, cuidado con el impulso que haces con los pies en la pared de la piscina. Cualquier movimiento brusco puede distender demasiado esta banda fibrosa.

Aquel que conozca la técnica Cyriax, una vez te hayas puesto el hielo (que se debe hacer sobre todo cuando llegas de correr) incidir en el espolón tratando de quitar esa dureza con un masaje transversal y posteriormente un masaje por toda la fascia en esta dirección

Los pediluvios alternantes con frío y calor pueden aliviar la zona.

Los zuecos sanitarios, si están elevados en su parte posterior es una buena solución para estar por casa o para estar de pie en trabajos que requieran esta postura.

Si vas a la montaña y te dispones a subir, coloca unas taloneras para evitar que el Aquiles tire del calcáneo y éste de la fascia. A la vuelta, si quieres te las quitas, porque el peso del cuerpo se va a ir al antepié.

Si tienes dolor en la zona interna del pie cuando subes peso por una escalera, supina con el retropié y deja libre de apoyo el espolón, o bien sube apoyando sólo el antepié en cada escalón. Evitarás irritar esta zona.

Antes de levantarte de la cama estira y flexiona el pie para que no esté rígido.

Reposo o Alternativa deportivo-veraniega: En esta estación nos podemos permitir el lujo de cambiar de deporte y de paso potenciar el cuadriceps practicando ciclismo o bien nadar en la piscinahaciéndote unos largos, con lo cual potencias algunos grupos musculares olvidados durante todo el año, como es el tren superior, lo que evitará problemas de espalda.

NOTA: Todo lo expuesto aquí debe ser tomado con precaución, ya que en muchas ocasiones lo que le viene bien a un corredor no le sirve a otro. Algunas observaciones, son comentarios que me han hecho corredores en distintas conversaciones y que he ido recogiendo para exponerlas aquí. Espero que os sirvan.

ENLACE: http://elblogdepacogilo.blogspot.com/2008/05/sndrome-de-colchn-de-taln-doloroso.html

SURCOS DE BEAU - CASO CLINICO - Pdga Daniela Carignano



La uña presenta surcos transversales. La paciente había cursado, hacía 4 meses, un cuadro de neumonía.

Los SURCOS DE BEAU son una deformación ungueal; se atribuye su etiología a trastornos circulatorios, cuadros reumáticos, traumatismos, enfermedades febriles, infecciones, etc. Generalmente la uña presenta surcos en sentido transversal pero el tejido ungueal no se encuentra alterado

domingo, 31 de julio de 2011

Fibroma Plantar - FUENTE: FOOT HEALTH FACTS

Fibroma Plantar

¿Cuál es el Fibroma Plantar?

Un fibroma plantar es un nudo fibroso (nódulo) en el arco del pie. Que se inserta dentro de la fascia plantar, una banda de tejido que se extiende desde el talón hasta los dedos del pie en la parte inferior del pie. Un fibroma plantar puede desarrollarse en uno o ambos pies, es benigno (no oncológico), y por lo general no desaparecen o se hacen más pequeños sin necesidad de tratamiento. Causa definitiva para esta enfermedad no han sido claramente identificados.

Signos y síntomas

El signo característico de un fibroma plantar es una protuberancia visible en el arco que se siente firme al tacto. Esta masa puede seguir siendo el mismo tamaño o se hacen más grandes con el tiempo, o fibromas adicional se puede desarrollar.

Las personas que tienen un fibroma plantar puede o no puede sentir dolor. Cuando se presenta dolor, a menudo es causado por los zapatos que empuja contra el nudo en el arco, aunque también pueden surgir al caminar o estar de pie descalzo.

Diagnóstico

Para diagnosticar un fibroma plantar, el cirujano de pie y tobillo examina el pie y presionar sobre el área afectada. A veces esto puede producir dolor que se extiende hasta los dedos del pie. Una resonancia magnética o la biopsia se puede realizar para evaluar más a fondo la masa y la ayuda en el diagnóstico.

Opciones de Tratamiento

El tratamiento no quirúrgico puede ayudar a aliviar el dolor de un fibroma plantar, aunque no va a hacer desaparecer la masa. El cirujano de pie y tobillo puede elegir una o más de las siguientes opciones no quirúrgicas:

  • Las inyecciones de esteroides. Inyección de corticosteroides en la masa puede ayudar a reducirla y por lo tanto aliviar el dolor que se siente al caminar. Esta reducción puede ser sólo temporal y el fibroma lentamente podría volver a su tamaño original.

  • Aparatos ortopédicos. Si el fibroma es estable, lo que significa que no se cambia de tamaño, ortopédicos comunes (plantillas) pueden aliviar el dolor mediante la distribución de peso del paciente lejos del fibroma.

  • La terapia física. El dolor se trata a veces a través de métodos de terapia física que proporcionan medicamentos anti-inflamatorios en el fibroma, sin necesidad de inyección.

Si la masa aumenta de tamaño o dolor, el paciente se debe evaluar exhaustivamente. El tratamiento quirúrgico para extirpar el fibroma se considera si el paciente continúa experimentando dolor después de los tratamientos no quirúrgicos.

La extirpación quirúrgica de un fibroma plantar puede dar lugar a un aplanamiento del arco o el desarrollo de los dedos en martillo. Aparatos ortopédicos se pueden prescribir para dar soporte al pie. Debido a la alta incidencia de recurrencia de esta condición, el seguimiento continuado con el cirujano de pie y el tobillo se recomienda.

ENLACE: http://www.foothealthfacts.org/footankleinfo/Plantar_Fibroma.htm?page=4&region=3


sábado, 30 de julio de 2011

ENFERMEDAD DE THEVENARD

La enfermedad de Thévenard o neuropatía sensitiva hereditaria tipo I (HSN I) es un trastorno neurológico lentamente progresivo, de herencia autosómica dominante y que aparece entre la segunda y la cuarta décadas de la vida. La característica clínica principal es la pérdida progresiva de la sensibilidad termoalgésica en la zona distal de las extremidades inferiores; siendo las úlceras cutáneas crónicas un hallazgo característico. Las complicaciones más frecuentes son las fracturas espontáneas, osteomielitis y necrosis, así como la artropatía neuropática que a veces requiere amputación.

El diagnóstico se basa en la clínica, en la historia familiar y en estudios electroneurofisiológicos, aunque el diagnóstico definitivo es genético. Los estudios radiológicos, incluyendo la resonancia, son útiles cuando se sospecha osteomielitis o necrosis, aunque a veces suelen ser inespecíficos.

Es importante hacer el diagnóstico diferencial con procesos adquiridos que pueden ser causa de neuropatías sensitivas (tabes dorsal, borreliosis, lepra, sida, diabetes, amiloidosis, acropatía pseudosiringomiélica de Bureau-Barriere, etc.); asimismo, deberán excluirse otras neuropatías hereditarias.

El tratamiento consiste en una buena higiene de los pies, utilizando calzado ortopédico adecuado, curas locales de las úlceras; siendo necesaria la amputación en caso de deformidad o infección grave. Su evolución es lentamente progresiva y a menudo incapacitante, sin influir en la esperanza de vida.

http://www.2010.cccrsecot.com/visor/caso.php?id=63


miércoles, 27 de julio de 2011

Influencia del pie en la estática, marcha y otras habilidades en escolares de 6 a 12 años


Influencia del pie en la estática, marcha y otras habilidades

en escolares de 6 a 12 años

Doctores en Educación Física

Profesores del Área de Expresión Corporal

Facultad Ciencias de la Educación

Universidad de Granada

Félix Zurita Molina

David Cabello Manrique

dcabello@ugr.es

(España)

Resumen

El presente trabajo plantea la necesidad de mantener una actitud de prevención y corrección de los posibles problemas podológicos en niños de edad escolar, dada la importancia que tienen en la actividad diaria del individuo (estática, marcha, equilibrio, actividad físico-deportiva, etc.).

El conocimiento por parte del profesor de la estructura anatómica del pie y su funcionamiento biomecánico permitirá el correcto desarrollo de esta estructura corporal de gran importancia para la ejecución de los movimientos básicos de marcha y carrera, fundamentales para el desplazamiento humano.

De este modo podremos asegurar una considerable reducción de las patologías del tren inferior lo que en edad adulta supondrá una mejora de la calidad de vida por disminución de problemas asociados con molestias articulares, tendinosas, musculares e incluso óseas del tren inferior y especialmente del pie, que reducen la capacidad de la marcha bípeda equilibrada en un porcentaje elevado de las personas mayores.

Palabras clave: Pie. Escolares. Patologías. Observación. Actividad física.

1. Introducción

Siguiendo a Goldcher (1992) en la afirmación de que “los problemas del pie fueron y siguen siendo considerados como pupas sin gravedad y desprovistas de interés. Hoy día, esta mentalidad debe modificarse, con mayor razón puesto que la medicina actual es capaz de aliviar todos los males, por grandes o pequeños que sean, especialmente si tenemos en cuenta que numerosas patologías del pie pueden evolucionar hacia alguna minusvalía más o menos severa. Además, no hay que olvidar que el pie es uno de los centros más frecuentes de dolor”. El presente trabajo plantea la necesidad de mantener una actitud de prevención y corrección de los posibles problemas podológicos en niños de edad escolar, dada la importancia que tienen en la actividad diaria del individuo (estática, marcha, equilibrio, actividad físico-deportiva, etc.).

A lo largo de la vida de cualquier persona pero especialmente de los individuos activos que practican deporte, el pie sufre multitud de lesiones, normalmente de carácter leve pero con una alta frecuencia de aparición, siendo necesario conocer los diferentes tipos de lesiones de la extremidad inferiores, y más concretamente en el pie, y su posible etiopatología. La gran mayoría de las lesiones no revisten la suficiente gravedad para requerir atención médica en los hospitales (Cabello y Gijón, 2001).

Kroner y cols (1990) toman en consideración sólo las lesiones de carácter moderado y severas, aquellas cuyo tiempo de recuperación es superior a las 4 semanas, como fracturas, rotura de ligamentos, tendones o fibras musculares. Hoy y cols (1995) encuentra como causa de lesión el uso de un mal calzado dentro de la práctica del deporte, pero también en las personas sedentarias que hacen un esfuerzo no habitual (andar un día más de lo habitual, correr para coger el autobús, ..), que supone un gran número de lesiones de carácter leve en el pie, como ampollas, flictenas, hiperqueratosis y helomas.

2. Generalidades del pie

El pie es una estructura perfectamente diseñada con un complejo y elevado componente de fuerza, flexibilidad y movimiento coordinado. Transmite las tensiones por todo el cuerpo cuando se camina, corre y salta. El pie en su conjunto es la zona anatómica que más ha debido evolucionar para la adquisición de la locomoción bípeda humana (Isidro, 1991).

En la edad escolar, los pies están en desarrollo hasta la maduración definitiva, es decir, están en una situación cambiante. Esto es importante de recordar, porque en el estudio del pie a estas edades, debe predominar el concepto de pie equilibrado sobre el de pie normal (Dimeglio, 1991).

2.1. Definición de pie

A nivel general, el diccionario Larousse (1989) lo define como “La parte de la extremidad inferior que sirve al hombre y a los animales para sostenerse y andar”.

Desde la perspectiva humana (Zurita, 2000) podemos definirlo como el “Soporte esencial para la posición bípeda humana”.

2.2. Anatomía del pie

Siguiendo a Lelièvre (1970) y Arhheim (1995) en su clasificación y descripción de la estructura anatómica del pie, podemos diferencias las siguientes partes:

  • Huesos.
  • Articulaciones y ligamentos.
  • Músculos y tendones.
  • Vasos (arterias, venas, linfáticos).
  • Nervios.
  • Tejido Subcutáneo, piel y faneras.

Cada una de estas partes, de manera individual, tiene un funcionamiento propio y una estructura diferente y compleja, pero la acción conjunta de todos estos elementos es lo que convierte al pie en una macroestructura biomecánica que realiza movimientos equilibrados de desplazamiento del centro de gravedad con fases de estabilidad e inestabilidad y un alto grado de coordinación segmentaria (Lafuente, 1998).

2.3. Funciones del pie

El pie no sólo se limita a soportar el peso en posición vertical. Su vascularización y su inervación le permiten un papel fisiológico importante, y su estructura osteomuscular posibilita su adaptación a cualquier situación de equilibrio, sea estática o dinámica. Este es un órgano funcional dinámico.

Cuando un pie está bien equilibrado, el peso del cuerpo se distribuye por todo el apoyo plantar de una forma uniforme. El trastorno estático de este puede modificar esta distribución y provocar una patología de sobrecarga más o menos localizada (metatarsalgia, etc.).

Según Goldcher (1992), la función dinámica del pie nos hace ver que está bien adaptado para el movimiento que implica mecanismos complejos. Y así, podemos referenciar cuatro grandes funciones:

A. Función motórica activa permitiendo la propulsión, en particular en el andar, correr, subir, empuje para saltar y la recepción.

B. Función de equilibrio en el movimiento asegurando una excelente adaptación al terreno.

C. Función amortiguadora de las presiones sobre la huella plantar en cada paso y en las recepciones.

D. Función técnica especializada (golpeo del balón en el fútbol, aleteo en la natación, puntas en el ballet), incluso en ciertas patologías donde no se puede hacer uso de las extremidades superiores los pies pueden suplirlas: pintar con el pie, etc.

2.4. Exploraciones específicas del pie

La exploración del sujeto es la fuente de obtención de datos, según Viladot (1979) ésta se puede realizar:

  • Directamente, haciendo uso de los órganos de los sentidos (semiología no instrumental).
  • Indirectamente, mediante la utilización de instrumentos clínicos auxiliares (semiología instrumental).

Siguiendo una pauta postural en la realización de la exploración debemos diferenciar entre (Llanos y Acebes, 1997):

  • Exploración en bipedestación (en carga).
  • Exploración en decúbito (en descarga).
  • Exploración en dinámica (marcha).

La recogida de datos se debe realizar mediante una hoja de registro de datos personales, seguida por el cuestionario de anamnesis de las lesiones padecidas en la extremidad inferior a lo largo de su vida. A continuación se debe realizar una exploración individualizada de la morfología del pie-pierna y un estudio de la dinámica de la marcha, que nos permitirá realizar diferentes tipos de pruebas que nos darán información sobre la posible patología, lesión o trauma (Zurita, 2000):

A. Pruebas disimétricas: que nos informan de las posibles diferencias en la longitud de las extremidades y segmentos.

B. Fórmula digital: que permite identificar distintos tipos de antepié (visión frontal):

  • Pie egipcio (el más frecuente, sobre un 60% de la población), se caracteriza por un primer dedo dominante.
  • Pie griego (un 15% de la población), se caracteriza por un segundo dedo dominante.
  • Pie cuadrado (un 25% de la población), se caracteriza porque tiene el primero y el segundo dedos iguales de largos.

También es muy importante la exploración de los dedos, que nos permite obtener información sobre posibles:

  • Malformación de los dedos: tales como Oligodactilias, Polidactilia, Braquifalangia, Braquimetatarsalgia, etc.
  • Deformaciones de los dedos: tipo Hallux valgus, Dedo en garra, etc.

C. Exploración del tobillo: para identificar la movilidad en los diferentes ejes de movimiento de la articulación del tobillo y sus posibles limitaciones funcionales (visión posterior).

  • Movimientos de flexoextensión realizados por la articulación del tobillo. Son imprescindibles para realizar las diferentes actividades motrices. Pie varo de talón (talón desviado hacia dentro respecto a la pierna).Pie valgo de talón (talón desviado hacia fuera respecto a la pierna).

D. Podograma: estudio de la impresión plantar a través de la huella plantar.

  • Morfología del arco plantar: encontramos pie cavo, pie normal, pie plano.

E. Otras exploraciones: exploraciones radiológicas, podoscópicas, vasculares, etc.

3. Análisis y exploración de la Estática y la Marcha

El ser humano es capaz de conseguir durante su desarrollo una posición erecta, postura adquirida por los cambios que se producen en la alineación de la columna vertebral, llegando a obtener una columna curva con perfiles compensadores (cervical, dorsal, lumbar, sacra) y mantenido por la acción muscular. Así, las extremidades inferiores, cadera y raquis, guardan conexión y son fundamentales en la posición erecta del individuo (Mora, 1986).

FUENTE: http://www.efdeportes.com/efd51/pie.htm

IMAGEN: http://www.conciliacionvidafamiliar.com/salud/el-csic-coordina-un-estudio-para-conocer-la-actividad-fisica-de-los-escolares-y-adolescent