Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano

Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano
PODOLOGIA: Los pies sobre la tierra

miércoles, 24 de noviembre de 2010

La agonía de los talones, el espolón calcáneo (PODOLOGIA ALICANTE)

La agonía de los talones, el espolón calcáneo

Si cada mañana al tratar de comenzar el día con el pie derecho siente un intenso dolor en el talón, es hora de tratar ese espolón del calcáneo. Un 70 por ciento de los adultos que padecen de dolor en los talones sufren de espolones. Y aunque no es una condición que ponga en riesgo la vida, puede afectar la calidad de ella haciendo dolorosas incluso las actividades diarias más sencillas.

Un espolón es una prominencia ósea que sale del área del plantar del talón. Puede ser asintomático hasta que el paciente desarrolla una fasciitis plantar, una periostitis (a inflamación del periosteo) o una bursitis en el área donde el tejido conectivo se une con el hueso.

El uso y abuso que recibe el talón por la diversidad de actividades diarias suele provocar muchas veces inflamación o dolor. Cuando la aflicción es recurrente puede deberse al crecimiento de un sobrehueso, un espolón, que además de ser muy doloroso dificulta el apoyo normal del talón.

A TODA EDAD

La fascia plantar es una banda de tejido en la planta del pie que comienza en el talón y va a lo largo del pie. Actúa como una banda de caucho entre el talón y la eminencia metatarsiana, o ``bola del pie'', para formar el arco del pie. La fascia plantar está cubierta por una capa de grasa en el talón para ayudar a absorber la fuerza del golpe generado al caminar.

Donde la fascia plantar se inserta en el hueso del talón es donde se origina el dolor. Como la fascia se extiende a lo largo del pie y se divide en tirillas que terminan en las bases de cada dedo, las molestias se pueden reflejar en el arco y los dedos del pie.

Es en el punto de inserción en el hueso del talón donde ocurre la inflamación. Esta podría provocar también cambios vasculares en el área y microdesgarres de la banda al insertarse en el hueso.

Los espolones no discriminan por la edad y pueden afectar a jóvenes y ancianos. Aquéllos que tienen pies muyarqueados o planos, una pierna más larga que la otra, sufren de sobrepeso o realizan movimientos violentos con los pies son más propensos a desarrollar un espolón. Quienes sufren de distintos tipos de artritis --gota, artritis reumática y osteoartritis-- son igualmente buenos candidatos para este malestar. Igualmente, las contracturas en el tendón de Aquiles aumentan la tensión en la fascia plantar y, como consecuencia, puede aparecer un espolón.

TERAPIAS

Para un diagnóstico preciso, el podiatra recomendará radiografías para así descartar cualquier otra condición. En la actualidad los espolones sólo se operan cuando se trata de un caso muy resistente y, la mayoría de las veces, se utiliza una endoscopía para una rápida recuperación.

La terapia de onda de expansiva (shockwave) resulta muy efectiva para aliviar el dolor que causan los espolones. Es un tratamiento no invasivo que funciona para... un 80 a 85 por ciento de los pacientes. Consiste de aplicar ondas de energía corta directo al área del talón. Por lo general, una sesión es suficiente para sentir alivio.

Otros tratamientos recomendables, sobre todo para casos incipientes, son:

Reposo: Si es un ávido caminante o corredor, limite la distancia o modifique la intensidad.

Masaje con hielo: Congele una botella de plástico y ruédela por el talón y el arco durante unos 20 minutos, dos veces al día.

Plantillas o taloneras: Consulte con su médico, puede utilizar una plantilla genérica que se compra en la farmacia o una ortopédica hecha a la medida del contorno de su pie.

Vendaje: Aplicarse tiras anchas de esparadrapo en la longitud de la fascia plantar es recomendable para el dolor agudo y la actividad deportiva.

Antiinflamatorios: Analgésicos orales proporcionan alivio, al igual que las inyecciones de cortisona.

Terapia física: El propósito es disminuir la inflamación y fortalecer los pequeños músculos del pie para brindar soporte a la fascia plantar debilitada

FUENTE: http://podologiaalicante.com/index.php?entry=entry090819-042332

No hay comentarios: