Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano

Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano
PODOLOGIA: Los pies sobre la tierra

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Sabañones en los pies (eritema pernio) Es una lesión de los tejidos con edema hiperérgico y oclusiones trombóticas de pequeñas arterias (arteriolas

Sabañones en los pies (eritema pernio)

Es una lesión de los tejidos con edema hiperérgico y oclusiones trombóticas de pequeñas arterias (arteriolas) por la acción del frío y la humedad sobre las porciones dístales de las extremidades (pies y manos), la nariz y las orejas, zonas donde evidentemente se hace más marcada la disfunción circulatoria.

Hay una notable variación individual en la sensibilidad al frío. Es probable que las personas que sufran de pernio tengan cierta predisposición inherente al mismo, ya sea como resultado de un sistema vascular hiperactivo o una sensibilidad local al frío.

Por lo general, quienes tienen pernio relatan haber padecido siempre de frialdad en las zonas afectadas..Las lesiones pueden durar de días a semanas y se presentan en forma aguda o crónica.

El eritema pernio crónico aparece cuando una persona susceptible se expone repetidamente al frío. Se producen lesiones cutáneas recurrentes y crónicas que, son eritematosas, ulcerativas, hemorrágicas, dejando a menudo cicatrices residuales fibrosis y atrofia de la piel y de los tejidos subcutáneos después de haber curado.

En los casos que ha habido zonas de rupturas vascular quedará una coloración típica del hematoma, que variará de acuerdo a la antigüedad de la lesión.

Todo hematoma comienza con una coloración violácea, luego azul, después verde y finalmente amarilla. Entre un cambio y otro pasan tres días, razón por la cual, siguiendo el orden de gradación del color, se puede diagnosticar con bastante aproximación la antigüedad de la lesión. Estas lesiones desaparecen completamente durante el verano.

La sintomatología de esta afección se puede dividir en varios grupos:

Un primer grado, donde comienza una sensación de hormigueo y ardor en los dedos; la piel se torna cianótica (violácea) y sobreviene un intenso prurito (picazón) que se torna insoportable. La persona al rascarse en busca de alivio, se irrita acentuando los síntomas de lesión.

Un segundo grado, donde es evidente una acentuada tumefacción; la piel se torna hipersensible formándose pequeñas vesículas por extravasación de los capilares linfáticos.Al abrirse las vesículas y agrietarse la piel debido a la inflamación, pueden producirse ulceraciones y complicaciones infecciosas.

En el tercer grado: existen úlceras que exigen un tratamiento severo. Las úlceras se abren como una flor y las lesiones con posibilidad de infección y la pérdida de sustancia convierten a esta afección en un caso exclusivamente médico.

Prevención y cuidado:

En primera instancia las personas con sabañones pueden creer que las manchas se deben a una picadura de insecto, pero después la lesión se vuelve violácea y se mantiene algún tiempo; incluso hay casos en los que la evolución puede ser muy severa y se llega a romper la piel y a ulcerarse, propiciando infecciones locales y pequeñas hemorragias.

En apariencia, el problema de perniosis desaparece con la llegada de la temporada cálida, ya que el frío deja de estimular al sistema nervioso y éste puede relajarse, pero es de esperar que las manchas, la inflamación y las molestias vuelvan a aparecer durante el siguiente invierno justo en el mismo lugar; dicho de otro modo, el problema se mantiene siempre latente y se agudiza cuando la temperatura baja.

No obstante, existen medidas preventivas para que la presencia de este problema sea disminuída:

-En la medida de lo posible, evite la exposición prolongada al frío.

-Si necesita salir a la calle utilice guantes y, según el caso, un gorro para tapar las orejas y bufanda para cubrir la nariz.

-Nunca utilice calcetines o medias húmedos, y en caso de que zapatos o guantes se hayan mojado con la lluvia (o nieve, en lugares muy fríos y centros de esquí) deberán cambiarse inmediatamente.

-No deberá ingerir bebidas alcohólicas, ni siquiera bajo excusa de calentarse, ya que puede empeorar el problema de circulación.

-Tampoco consumirá tabaco, ya que la nicotina contribuye a cerrar los vasos sanguíneos.

-Es conveniente la práctica moderada de ejercicio, pero nunca a la intemperie en días con baja temperatura.

-Si siente que uno de sus miembros se ha congelado, no lo frote, es mejor sumergirlo en agua templada.

-Nunca se rasque a pesar de las molestias, ya que se agravarán las lesiones y empeorará el estado de la piel.

-Tenga precaución en el uso de pantalones muy ajustados, especialmente los de mezclilla, pues en los últimos años se ha observado la aparición de sabañones en glúteos, debido a que estas prendas comprimen zonas recubiertas de grasa y pueden alterar la circulación.

-Este tipo de medidas deberán enfatizarse en mujeres jóvenes, pero también en niños o personas de la tercera edad en las que se sospeche de este problema.

-Considere que es muy importante que una persona con sabañones consulte a un podólogo, ya que dicho especialista tiene la capacidad de diferenciar entre sabañones y otros padecimientos mucho más graves que se manifiestan de idéntica manera.

FUENTE: http://clinicadelpiemdp.com.ar/podologia/?cat=89

(Pdga. Nelsi N. Picard - MAR DEL PLATA - BUENOS AIRES)

MAIL: "Clinica del Pie"

No hay comentarios: